Ropa Térmica Interior (Como equiparte)

Ropa Térmica Interior

 

 

 

 

 

·      Función de la ropa térmica interior

 

La ropa térmica no sólo protege del frío sino también del calor, la protección no es su única función.

 La capacidad fundamental de la ropa térmica es “termorregular” tu cuerpo, esto significa que ha de ser capaz de ayudar a mantener la temperatura ideal de operatividad del organismo sean cuales sean las condiciones externas. Tiene que ayudarte a mantener tu temperatura corporal estable, tanto en reposo como en la actividad más frenética. Lo consigue a partir de ciertas fibras, generalmente huecas, entrelazadas de tal manera que son capaces de establecer una barrera aislante entre tu cuerpo y el exterior, favoreciendo así el rendimiento físico de tu organismo porque toda la energía se dedica a la actividad en sí y no se desvía al mantenimiento de la temperatura.

 

 Por ejemplo, cuando nos encontramos en una situación de frío exterior extremo nuestro organismo se defiende ralentizando el flujo sanguíneo por lo que la pérdida de temperatura corporal se hace más evidente y rápida, sobretodo en todas aquellas zonas periféricas de nuestro organismo (manos, pies, orejas, nariz, etc.) que en ocasiones no están suficientemente irrigadas por la sangre. Si por el contrario la temperatura exterior es sofocantemente cálida, el flujo sanguíneo aumenta para tratar de refrigerar nuestro cuerpo.

 

 Una buena prenda termorreguladora contribuye a minimizar sobre el organismo los efectos que la intemperie causan sobre él.

 

·      Características de la prendas térmicas

 

Una de las características más importantes de las prendas térmicas, es su capacidad para gestionar la humedad corporal en forma de sudor producida por la actividad física.

 

La sudoración es otro de los mecanismos de defensa del cuerpo humano para mantener estable la temperatura del organismo. Pero el sudor, en contacto directo con la piel, aumenta la sensación de frío o de calor en función de la temperatura exterior. Es por esto que las prendas térmicas han de ser capaces de separar de tu piel la humedad del sudor, así como de secarse rápidamente.

 

Dicho todo esto podemos ver que hay prendas térmicas para invierno o verano, mejor dicho para situaciones de frío o de calor. Las primeras no sólo transpirarán, sino que te protegerán más o menos en función del gramaje del tejido que utilices.

 

La característica fundamental de las segundas será la gestión de la humedad producida por la sudoración para evitar la sensación de sofoco.

 

En Grifone® vamos un paso más allá cuando elaboramos nuestras prendas térmicas y tratamos también de optimizar los diseños realizándolas bajo la tecnología seamless (prendas sin costuras) con un corte adaptado al cuerpo, y solamente cerramos las prendas con la utilización del “flat lock”, sistema de costura plana que minimiza la fricción de las prendas sobre la piel y evita la retención de humedad por superposición de tejidos , con la mezcla de materiales que mejoren el rendimiento de las prendas .

Nos gustaría colocar cookies en su ordenador para ayudar a mejorar este sitio web. ¿Esto es correcto? No Más acerca de las cookies »